Ya han llegado, esta semana arrancamos las primeras patatas del año. Aún no han acabado de crecer, pero su sabor y textura espectaculares hacen que valga la pena empezar a sacarlas de la tierra.

Este fin de semana nos ha caído granizo. El lunes toca mirar, evaluar los daños y aplicar tratamietos para prevenir que las enfermedades entren por las heridas de las plantas.

Creemos que las cebollas y las zanahorias aguantarán la embestida (¡mira que bien iban creciendo las zanahorias!)

Pero seguramente los tomates, pimientos, berenjena, melón, sandía, calabaza… que estaban al aire libre hay sufrido demasiado y toque replantar. Sobre todo nos fastidia por el tomate pera, ya que este año estábamos preparando un ensayo junto a Cerai y DGA para comparar una variedad tradicional (Pitero de Caspe) con una comercial (Río Grande). Si no consiguen brotar replantaremos con algún tomate de pera que encontremos en ecológico, ¡ante todo no nos quedaremos sin salsa de tomate para el año que viene!

¡Salud, agroecología y buena semana!