Tras casi 7 años trabajado en la huerta el fin de semana pasada nos tocó uno de los males que tememos los agricultores: el granizo. Algunas verduras han sido arrasadas. También han “caído” más de la mitad de los tomates pera (con el que hacemos la salsa de tomate), los pepinos, sandías, etc. Y otros cultivos, aunque tengan heridas, han resistido bastante bien la piedra. Las cebollas, berenjenas, puerros… han aguantado bastante bien el envite del hielo. En unos sitios, como el tomate pera, nos toca replantar; menos mal que aún estamos a tiempo a ello. Y en otros cultivos nos hemos dedicado a hacer una aplicación de cobre para prevenir las enfermedades  que pudieran surgir por las heridas producidas.

Pero no todo van a ser problemas. Los invernaderos han aguantado estupendamente, y dentro los cultivos de verano van creciendo rápidamente. Aparte del pepino y calabacín, que ya estas disfrutando, en una semana aproximadamente ya podremos probar los primeros pimientos, berenjenas y tomates. De momento nosotras ya hemos catado el primer tomate de toda la plantación. ¡Riquísimo!

Y por otro lado, las patatas siguen creciendo y engordando. De momento sacamos las que vamos necesitando. ¡Qué ganas teníamos de empezar a cogerlas!

Salud, agroecología y feliz semana.